lunes, 12 de enero de 2015

Zen en el arte del Tiro con Arco


Este verano, en lo que sería una biblioteca de sabiduría, un familiar me dejó uno de sus libros:


Zen en el arte del Tiro con Arco




Estábamos hablando de la posible mala interpretación del zen en occidente y de ahí la recomendación de esta lectura. Os adjunto un texto a modo de introducción que aparece en el libro:




Este libro no será fácil de leer, como no ha sido fácil de traducir. Han sido inevitables ciertas durezas en el estilo, ciertas extravagancias en el empleo de los vocablos tanto en el original alemán como en nuestra versión, pues es poco menos que imposible expresar con palabras las cosas que con palabras no pueden expresarse. Una de ellas es el ZEN. Y sin embargo, casi ha llegado a convertirse -igual que el YOGA- en un movimiento de moda. Hasta se han fundado "clubes" de ZEN. Mayor aberración ya no es posible. Prevenir contra ella ha de ser una de las finalidades de este libro. "El meramente curioso no tiene derecho... El Zen, como toda mística, será comprendido únicamente por un místico que... no sucumbirá a la tentación de obtener en forma subrepticia lo que la experiencia mística le niega". Si el lector tiene siempre presentes estas palabras del autor y si se esfuerza, con humildad en "leer entre líneas", podrá extraer de este opúsculo todo cuanto la simple lectura pueda brindarle. Si desea ir más allá, habrá de entregarse con todo su ser y decir con el salmista:


Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
Así clama por ti, Oh Dios, el alma mía.

El libro detalla el aprendizaje a esta disciplina por parte de un alumno de occidente desde la base del Zen.